Sanidad impone el uso obligatorio de la mascarilla en hospitales y centros de salud ante la oleada de gripe en la Comunitat

0
587

La Comunitat presenta la segunda tasa de incidencia más alta de España, con 1.501 casos por cada 100.000 habitantes

La galopante incidencia de virus respiratorios que azota la Comunitat, la segunda más alta en toda España (sólo es mayor en Castilla-La Mancha) ha obligado a la Conselleria de Sanidad a dar un paso al frente. Una instrucción dictada este viernes por la administración autonómica vuelve a fijar como obligatoria la mascarilla en hospitales y centros de salud valencianos frente al repunte de contagios de gripe, Covid e infecciones respiratorias.

«Las infecciones respiratorias agudas son un problema cíclico de salud pública, con impacto directo sobre la salud de las personas y que, en periodos de máxima incidencia, puede comprometer la capacidad de respuesta del sistema sanitario para la atención de las personas», es el argumento que ofrece la conselleria en el documento en el que recupera la obligatoriedad de la protección en los centros médicos.

La medida llega después de ser puesta sobre la mesa hasta en dos ocasiones por el conseller de Sanidad, Marciano Gómez. En comparecencias previas ya indicó que la medida estaba siendo barajada y que la estudiarían los expertos epidemiológicos. Y finalmente ha llegado. Los médicos de Primaria reclamaban la medida en los centros médicos. Pero no sólo eso: su opinión es que también debería llevarse la protección en transportes públicos y grandes concentraciones de personas.

Sanidad establece la obligatoriedad de la mascarilla en los siguientes casos, siempre en el ámbito de centros de salud y hospitales:

-Personas sintomáticas en espacios compartidos.

-Profesionales que atienden casos sintomáticos.

-Urgencias hospitalarias y de atención primaria .

-En los lugares donde se concentran pacientes y familiares, como salas de espera.

-Resto de las situaciones generalmente destinadas a proteger a las personas vulnerables, las gerencias de los departamentos de salud, apoyadas en sus propios protocolos y en las recomendaciones de los servicios de Medicina Preventiva, podrán establecer la obligatoriedad del uso de la mascarilla de forma adicional a las indicaciones establecidas.

-Personas que trabajan en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) y con pacientes vulnerables.

Del penúltimo de los puntos se puede interpretar que la medida acabe regresando también a determinados ámbitos como residencias de mayores o centros de discapacitados, lugares con «personas vulnerables», como establece la instrucción, aunque este es un aspecto que no ha sido mencionado por la Conselleria de Sanidad.

El regreso de la mascarilla a los centros sanitarios valencianos supone la vuelta a una medida que se retiró hace seis meses en los escenarios médicos. Fue el 4 de julio cuando el Ministerio de Sanidad levantó su obligatoriedad tras reducirse notablemente los casos de coronavirus. No ha sido la Comunitat la única región en tomar esa decisión. Cataluña también ha dictaminado su obligatoriedad en hospitales y centros de salud.

Y eso que la incidencia de casos por cada 100.000 habitantes es casi la mitad en la comunidad catalana (885) que en la valenciana, que se sitúa en 1.501. Sólo Castilla La-Mancha, con 1.710 casos, supera a la Comunitat, muy por encima de los 953 casos de media nacional. En Madrid es de 952 y en el País Vasco de 554.

Madrid por ahora rechaza la obligatoriedad. La capital española ha descartado este viernes imponer el uso de mascarilla en centros sanitarios ante el incremento de la circulación de virus respiratorios, principalmente el de la gripe, y ha recordado que el Gobierno regional lleva tiempo recordando su uso recomendado ante síntomas o para personas especialmente vulnerables, además de priorizar la vacunación.

La ministra de Sanidad, Mónica García, también ha recomendado este viernes «llevar siempre a mano una mascarilla en estas fechas», sobre todo en situaciones de aglomeraciones en interiores y «muy especialmente» en los hospitales, centros de salud y residencias de mayores, ante el repunte de casos de infecciones por virus respiratorios en España.«En resumen, apelamos al sentido común ese mismo espíritu resiliente demostrado durante la pandemia», ha recalcado.

Las medidas pueden variar este lunes. La semana que viene los datos seguirán creciendo, según los cálculos de la Conselleria de Sanidad. Los expertos creen que empezará a remitir la oleada a finales de la semana pasada y comienzos de la siguiente. Y el lunes se celebrará el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), con el Ministerio y las autonomías, que se celebrará «con carácter inmediato» con el objetivo de «evaluar, unificar criterios y tomar acciones coordinadas de salud pública ante estos picos epidémicos», como indicaron desde el ministerio.

En la Comunitat, la incidencia de la gripe se cuadruplicó en la semana del 25 y el 31 de diciembre, pasando de 142 casos por cada 100.000 habitantes a 551, según datos aportados por la Conselleria de Sanidad. Las reuniones familiares de esas fechas hacen pensar que los datos pueden seguir al alza la próxima semana.

En el caso de las infecciones de COVID-19, la incidencia disminuyó ligeramente pasando de 247,3 casos por cada 100.000 habitantes a 222,2. También hubo un incremento en el virus respiratorio sincitial (VRS), que afecta a menores de edad, que pasó de estar en 192,8 casos por cada 1000.000 habitantes a 258,2.

Deixar una resposta:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí