PERSISTE EL CIERRE DE COMERCIOS EN QUARTELL

0
1137

J.V.M.- Quartell

Hasta una decena de comercios locales han cesado en sus actividades durante el último quinquenio en Quartell. Teniendo en cuenta el censo de la población, de 1.600 habitantes, esto es un dato a tener en cuenta para las posibilidades de compra de los vecinos, que se ven así abocados a desplazarse hasta los hipermercados de la comarca.

Los atractivos de la vida rural, en los municipios pequeños, se ven así limitados o empobrecidos.

Un establecimiento que cerró sus puertas hace unos años fue de los llamados «todo a cien», que surtía de artículos muy variados para el hogar y complementos domésticos. Y hasta ahora no ha sido reemplazado.

Cabe añadir los cierres siguientes: una ferretería y artículos caseros, en la calle san Antonio; un kiosco de prensa en la avenida diagonal; una tienda de parafarmacia; una tienda de droguería y artículos de limpieza para el hogar; un establecimiento de churrería y heladería; una tienda de tejidos, cortinas y toldos; una peluquería de caballeros; una tienda de mercería y ropa interior; y estos cierres, ya habían sido precedidos por la extinción, años antes, de los oficios de zapatería y talabartero (correger).

En la mayoría de los casos, no se ha producido el relieve generacional y simplemente han quedado extinguidos los comercios correspondientes.

Las compras en los comercios locales constituye además de una necesidad diaria, una oportunidad para el encuentro entre los vecinos, el contacto que favorece la charla y el intercambio de saludos, la comunicación humana ante la presencia física y la interacción personal. Ello queda disminuido o abolido cuando los vecinos deben acudir, con su vehículo, a realizar la compra en los hipermercados y las grandes superficies comerciales, donde las compras son más impersonales, a veces anónimas, y se suprime la conversación humana por la recogida de los productos en las estanterías o los expositores de mercancias.

La vida cotidiana se ve reducida, así, a los encuentros casuales por la calle, o las fiestas religiosas o celebraciones familiares, con perspectivas imprevisibles.

Deixar una resposta:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí